Usted está aquí:


¿Qué es la prótesis dental?

La prótesis dental es un dispositivo artificial, fijo o removible, que se coloca en la boca para sustituir las piezas dentarias ausentes. Con ella se resuelven problemas de masticación, higiene y estética dental, evitándose asimismo un posible deterioro de las piezas dentarias restantes.

El dentista es el único profesional legalmente autorizado no sólo para prescribir la prótesis dental que se necesite sino, también, para tomar los registros o medidas de la boca del paciente, hacer en el interior de la misma las pruebas necesarias durante las distintas fases del tratamiento y quien, a la finalización de su confección, la puede colocar en la boca, haciendo los ajustes necesarios para su correcta función.

 

¿Qué es una prótesis movible(“de quita y pon”)?

Es aquella prótesis que, como su nombre indica, puede quitarse en un momento determinado, es decir no va pegada a ninguna pieza dentaria existente en la boca del paciente como sucede con una prótesis fija. A pesar de que muchas personas siguen siendo reticentes a su uso, generalmente por su movilidad, se puede afirmar que su efectividad en boca es total.

La prótesis movible puede ser, totalmente de resina o de estructura metálica con parte de resina (ésta va sobre la encía y en la zona que ocupan las piezas dentarias que se reponen) y que se la conoce con el nombre de esquelético.

 

¿Qué es una funda (corona)?

Una funda, también denominada corona, es un dispositivo artificial que nos sirve para proteger una pieza dentaria por algún determinado motivo. Una vez colocada, debe tener la apariencia más similar a la pieza dentaria que recubre, debiendo conseguirse con la misma la función de masticación o estética que le corresponda.

 

¿Qué es mejor una prótesis fija o una movible (“de quita y pon”)?

La reposición de las piezas dentarias perdidas por medio de un tratamiento de rehabilitación con prótesis, bien sean ésta fija o movible, ha alcanzado, con las nuevas técnicas de trabajo y los actuales materiales a nuestra disposición, tal grado de perfección que con cualquiera de ambas alternativas se puede conseguir el fin que se desea obtener, es decir restablecer las funciones que las piezas dentarias naturales cumplen: masticación, estética, fonación, etc.

Con cualquiera de ambas alternativas, fija o movible, se pueden alcanzar los objetivos que se pretenden, por lo que la indicación de una u otra sólo estará supeditada al estado de la boca del paciente en el momento en que haya que realizar el tratamiento.

 

¿Por qué tiene que tallarse una pieza dentaria para colocar una prótesis fija?

La colocación de una prótesis fija (puente) necesita de piezas dentarias como pilares de soporte, por lo que, para que las mismas no aumenten de tamaño y se ajusten a la articulación, es necesario tallarlas, dándoles una forma y volumen especiales. Ello no es perjudicial para dichas piezas dentarias, ya que, al encontrarse en zonas contiguas a otras ausentes, su futuro sería muy desfavorable (podrían sufrir movimientos e, incluso, hacerse más sensibles), por lo que al reponer las ausentes mejorará el engranaje de todas entre sí.

Para la elaboración de una prótesis fija se precisan materiales de excepcional pureza que eviten alergias e irritaciones de los tejidos, y que mantengan sus características un mayor tiempo y sean lo más estéticas posible.

Pero aun con todo ello, hay que insistir que la prótesis no es la etapa final por la que la boca ha de pasar obligatoriamente, siendo la prevención la mejor forma de evitar tener que llegar a necesitarla.

 

¿Una prótesis fija es para toda la vida y no se tendrá que visitar más al dentista?

No. Ninguna prótesis dura toda la vida porque el deterioro de la misma o su no-correcta funcionalidad dependen de muchos factores, resultando por ello de suma importancia que una vez colocada en boca se realicen revisiones periódicas, a fin de poner remedio a cualquier problema que pueda surgir, sin olvidar realizar una buena y correcta higiene de la misma.

 

¿Es importante reponer las piezas dentarias que faltan, aunque no se vean?

Sí. La pérdida de cualquier pieza dentaria (se vea o no y aunque no impida la masticación) es el comienzo seguro de una desorganización progresiva de toda la dentadura, dando ello lugar a la aparición de caries, enfermedades de las encías y desplazamientos de las piezas contiguas y/o de las opuestas, lo que conlleva la pérdida de la armonía de los movimientos de masticación. Por ello, la reposición de una pieza dentaria, en cualquier caso, es importante.

 

¿Qué cuidados se deben tener al llevar una prótesis dental movible?

Al principio es muy posible que, una vez colocada, una prótesis dental pueda molestar. Por eso es aconsejable comenzar comiendo alimentos blandos o semilíquidos, y poco a poco pasar a lo sólidos, y siempre masticando lentamente. Si se tiene dificultad al hablar se debe intentar leer en voz alta el mayor tiempo posible, y si producen llagas o rozamientos en la encía se debe acudir al dentista cuanto antes para que resuelva el problema, siendo aconsejable, en estos supuestos y si es posible, llevar puesta la prótesis dental a fin de que pueda observarse la zona dañada.

La limpieza de la prótesis dental debe ser cuidadosa, diaria y hacerla después de cada comida; para ello bastará con usar un cepillo (pueden ser el que se usa para la limpieza de manos y uñas), agua y jabón.

 

¿Por qué se pueden producir llagas a los pocos días de colocar una prótesis dental?

La prótesis se confecciona en el laboratorio dental sobre modelos de escayola que se obtienen una vez se han positivado las impresiones que de los maxilares de la boca del paciente toma el dentista en su clínica. Es decir, todo el trabajo se realiza sobre un material que siendo duro se monta en articuladores especiales, con el fin de reproducir lo máximo posible lo que es la boca del paciente.

De ahí que, casi siempre, al colocar una prótesis movible en boca hay que realizar los necesarios ajustes ya que, como el factor de elasticidad de la encía no es posible reproducirlo en dichos modelos, la dureza de la resina (material usado en las prótesis) puede ocasionar pequeñas lesiones en la misma, y si no aliviamos la prótesis en aquellos puntos donde ocasionan presiones dolorosas, acabarán produciendo llagas y, pasados unos días, lesiones mucho más graves, por lo que siempre, ante cualquier pequeña molestia, rozadura, etc. que se note, se deberá acudir al dentista a fin de que solucione el problema.

--------------
Enlaces de interés
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner


Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Córdoba
Avda. Gran Capitán nº 45-Local. 14006 Córdoba. Teléfono 957 48 04 88

© Todos los derechos reservados | Aviso legal | Protección de datos